Más que nunca el diseño es el protagonista del Siglo XXI.

Cada par de zapatos es un trocito del gran lienzo que es la propia marca Pisaverde.